miércoles, enero 18, 2006


Quererte así, con las manos y los pies en carne viva. Con los ojos abiertos, expectantes. Con las ganas de una niña pequeña que va al cine por segunda vez.

Así, como si no tuviera otra cosa que hacer más que quererte (pensarte dejó de ser bastante para no ser nada). A ti hay que quererte con los brazos y las pestañas, y darte labios y tobillos en tu cumpleaños.


Quererte a ti, con los dedos clavados en tu espalda. Cruzando la calle de tu mano para no perderme, para no dejarme atrás. Quererte es tan difícil como quedarme hasta tarde en la cama los domingos. Olvidarte es tan fácil como madrugar los lunes.

5 comentarios:

Maga dijo...

Querer y sin querer. Así de fácil y de difícil.

Y qué vamos a hacer con el corazón...

Un abrazo que se sale de las letras.

fer dijo...

querer así, sin darse cuenta.. extrañamante bonito!
un abrazo de vuelta.

Gato negro dijo...

Querer con el corazón desgarrado...no creo que pueda añadir mucho más. Una caricia de gato.

GATO NEGRO

EFESOR dijo...

y una música que salga de las pestañas de él, de tus labios... que hablen de quererse así.

antona dijo...

Me gusta tu blog,felicidades
salu2