lunes, diciembre 26, 2005

No hace falta que hable. No hay nada por decir que no se hayan dicho ya. Comprende su lenguaje. Entiende cuando le grita desde la boca del estómago. Ve sus lágrimas en su mejilla aunque no pueda oirle llorar. Le sigue de cerca. Tiene sus ojos clavados a los suyos compartiendo almohada y sus pies enredados aunque no esté presente. No es necesario. A veces basta que compartan estar vivos para amarse en silencio.
"Los ojos de Stahr y de Kathleen se encontraron y se miraron fijamente. Durante un momento se hicieron el amor como nadie se atrevería a hacerlo. Sus miradas fueron más lentas que un abrazo, más apremiantes que una llamada".

El Último Magnate

Francis Scott Fitzgerald

15 comentarios:

Maga dijo...

Verdades como puñales, que cortan, que sangran. Leerlas en uno mismo, reconocerlas en los demás, añorarlas...

Porque existen las cosas que están, las que no están y las que, sin estar, son las más presentes en todo momento.

Pero nadie lo diría como tú.

Un beso que dice "sigue gritando".

EFESOR dijo...

Hoy leí que el mundo está lleno de gente hambrienta de amor...

Gato negro dijo...

Existen momentos en los que no hacen falta ni siquiera las palabras. Escribes y parece que leyeras el fondo de mucho, de situaciones, de ti misma. Gran don el que posees, además de tu sonrisa.
¡¡Feliz Navidad!!

GATO NEGRO

Aura dijo...

Entendimiento mudo. Los ojos son ventanas abiertas al corazón.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

...les bastó con eso, compartir el estar vivos y amarse en silencio...
Cuando pensaba que no se podía expresar mejor, vas tú y lo haces...
La señora Rosenbaum expresó ese tipo de amor con anterioridad, pero no logró con tan pocas palabras llegar tan lejos. Me rindo...

fer dijo...

..en esa silenciosa comunión de cuerpos y almas siempre sobran palabras.. pero es tan difícil de conseguir que no sé si siempre es algo inventado.. aunque en el fondo no importa.
Un abrazo

IVAN dijo...

Que romantica que estas. Así, para terminar el año, en un suspiro que sobrevuele la complicidad de nuestros sueños.
Te añadí a mis webs amigas.
Feliz año nuevo, linda.

Un Pez Plátano dijo...

Y es que hay miradas que duran una eternidad, y lo que primero eran caricias se convierten en dagas.
Felicies fiestas, con retraso, cómo no.

.:::la muñeca rota dijo...

Lo malo es cuando está todo dicho y sin embargo queda tanto que no se han podido decir todavía. Y los dos lo saben. Y puede que se amen en silencio. Y seguramente no importa.

fj dijo...

sí, realmente hay miradas incapaces de vaciarse por completo en la compleja sencillez de las palabras...

natalia (cenicienta) dijo...

sin duda.. a veces no hace falta nada para amarse. mi voz y mi imagen nunca llegan a mi hermano, pr mi amor lo hace siempre... besos

Sansara dijo...

Si alguien puede estar más de acuerdo que yo con pez plátano que levante la mano...

Banco de Imágenes Gratuitas dijo...

Como REGALO DE FIN DE AÑO estoy proporcionando a los primeros 50 visitantes una invitación para tener su propia cuenta de correo en Gmail con casi 3000 MEGAS de capacidad en su bandeja de entrada.

No esperes más y entérate a detalle «EN MI BLOG» de la manera tan fácil de gozar de este magnífico servicio desde ahora.

*Esto no es NINGUNA broma, visítame ahora mismo y compruébalo...

Saludos cordiales y que este próximo 2006 sea para todos de mejores oportunidades.

Anónimo dijo...

A veces ellos no entienden...

mencía dijo...

... a veces basta eso y a veces no basta el que uno no quiera amar al otro en silencio porque el silencio queda muy lejos de tener a la otra persona.