miércoles, marzo 21, 2007

...

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca, me miras, me miras a mí, cada vez más de cerca, cada vez menos míos mis ojos, menos tuyos los tuyos, más nuestros, más de ambos, más cerca, tan cerca que ya no hay distancia, no hay espacio entre tu mirada y lo mirado, entre tú, entre yo, que ya no usamos más que el pronombre nosotros. Me miras, me miras, me miras de cerca, de cerca y sin saber que te observo, que tengo ojos en la espalda, en las costillas, en las muñecas tengo ojos también y te miro y aspiro el aire que ya no aguanta entre tu mirada y las mías, que estamos absorbiéndolo todo, destruyendo el ozono, las leyes físicas que nos contaban en el cole de que dos objetos no pueden ocupar a la vez el mismo espacio. Mentira. Mentira. Mentira.

9 comentarios:

cristina dijo...

Precioso, como siempre, lo que escribes.
Y no había leído el post del 17 de Marzo: me ha gustado mucho, mucho...
Un beso

bowie dijo...

tienes mucha razón, en el colegio no nos dijeron la verdad...

yo también soy fan del capítulo 7 de Rayuela!

va el abrazo

MeIKe dijo...

Ufff, increible. Me ha hecho vibrar.

Botas de agua dijo...

Me encanta este post. Debería leerlo Julio.

kay dijo...

:D qué de ganas de leerte, llevaba mucho tiempo sin pasar por aquí y hoy no tengo sueño.
Te mando un beso

espiralproscrita dijo...

mentira. mentira. mentira.
son las mismas palabras cada noche.
la misma sensación trémula.
el mismo miedo.
una vuelta, y dos.
pero es mentira. seguro.
- mamá, es mentira, verdad?
- lo qué, cariño.
- que "el amor, cuando no muere, mata".
y mamá sonrió, y me llevó de la mano hasta la cama, y me arropó, y me besó la frente, y calló a Sabina, apretando el Stop de la minicadena. Y se secó una lagrima.
Me encantas.
besos por doquier.

.JL. en los afelios dijo...

Toco tu boca, con un dedo todo el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja. Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos, donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio.

juanan dijo...

mil gracias alzhu... sigue valiente!

KarZul dijo...

Es el siguiente blog al mío...me detuve en el principito y seguí echando una ojeada a tu blog, entonces me topé con este relato y te leí...me ha gustado mucho y no miento xD:))
Saluditos de AzulKar y Karamelos