martes, abril 04, 2006

Artistas

Se enamoró de él porque era artista y porque tenía los ojos exactamente del mismo color que los suyos.

Pensó que podrían servirle en caso de perderlos
y pensó que podría regalarle obras de arte por su cumpleaños.

Le encantaba mirarle las manos mientras trabajaba, cuando luchaba por fundir fachadas con paisaje. Le gustaba su cuerpo en tensión, la forma que adquiría su cuello y la parte superior de la espalda y cómo su escritora favorita lo había descrito ya mucho mejor que ella.
Y que no sólo hacía arte sino que lo tenía. Poseía la magia inyectada en las venas y regalaba risas contagiosas y palabras que aprendía en los periódicos. Se esforzaba por hacer poesía sin darse cuenta de que el poema era él. Que él es obra parida por peritos en letras y amaneceres.

18 comentarios:

Sansara dijo...

:)

curiosas sensaciones contrapuestas, estas de leer una cara y otra de la misma moneda en mi piel y en esta ajena, de todos modos.

Me encanta que te llegase la canción.

ayn dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
ayn dijo...

...se esforzaba en ser el fuera de campo de todas sus fotos,
más allá de lo que el papel quiere mostrar,
donde se esconden los vestuarios de la protagonista
en la película con amantes eternos.
Y parecía que el arte se le había terminado;
nunca jamás encontraría nada tan perfecto,
tan inspirador,
como aquella silueta grabada en sus sábanas de piel.

Pero no es imposible,
porque ella disponía las piezas para él
y así podría seguir trazando sus contornos
en el papel de los días.

pqueno dijo...

el arte...q relativo, no?

hermoso...o, como dirían elläsh, "esto sí q es arte"

abrazos elípticos desde el norte

Héctor Ojeda dijo...

Esto podría ser ver el arte. Como decía Nemecio Antunez "...OJO CON EL ARTE"... Un abrazo.

EFESOR dijo...

el arte se hace tuyo cada vez que decides escribir y darnoslo.
yo siempre he creído en la descripciones de los escritores para entender las conductas de otros, para llamarles poesía en los bolsillos.

así se crea uno su propio mundo, a partir de similitudes.

kay dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
kay dijo...

snif snifffff... siento poner un comentario tan "burdo", en comparación al resto de ellos; porque después del de ayn, no me quedan palabras que añadir. Sólo admirarte, morena, sólo eso...

(Mañana no podremos vernos de diez en diez a menos diez, las 3, pero intentaré escaparme y abrazarte de piso a piso. Muak!)

fer dijo...

rompió las letras con la goma de borrar, cerró los ojos con bocetos de nubes, cortó sus penas con las aristas del artista y dibujaron poemas de caminos y escribieron trazos de sonrisas.

lallamada dijo...

siempre escribes de amor?

Para, creo que voy a vomitar dijo...

El amor también es un arte, eh.

Anónimo dijo...

Precioso texto. Me ha encantado

mer dijo...

que placer poder recojer la belleza que derramas niña...hoy verde, me gusta.

artemisa dijo...

El arte es reconocer el arte en otros...
Me encantó descubrir tu rincón...
Besos

Ignis fatuus dijo...

Bueno, tú también destilas poesía… Y cuando el mundo, un día, se vuelve un poco gris, se agradece leer unas cuantas letras de colores ;)
Últimamente no tiendo mucho al feedback, pero te leo hace un tiempo, y lo disfruto.
Un saludo!

mc clellan dijo...

Me gusta... Ella se enamoró por sus ojos, pero ¿y las cejas? Todos las miran y nadie las ve.

Decadence dijo...

Yo querría ser él...

Ojalá fuera él para alguien

natalia (cenicienta) dijo...

q bonito encontrar tanto arte junto.. besos