lunes, mayo 15, 2006

Dejó por escrito:

Si me lo permite, me gustaría pedirle que se ahorrara las explicaciones. No es necesario que diga nada. Es preferible el silencio al absurdo. Permítame que le idolatre por última vez: cierre la boca. No vuelva a prometer nada que no vaya a cumplir. No vuelva a adornar mis sueños. Déjeme pasear tranquilamente; no me tienda la mano, ya no queda nada que sujetar. Si me lo permite, le he dejado un regalo escondido en uno de sus libros de noche. Son las llaves del buzón. Quizá quiera ahorrarme el martirio de encontrarme con cartas a su nombre. Ya no puedo soportar más remitentes en blanco.

21 comentarios:

disgresor dijo...

¿preferible el silencio al absurdo?
Entonces no estaremos hablando del lenguaje de los cuerpos. Seguro.

Sansara dijo...

No me tienda la mano, ya no queda nada que sujetar ... curioso que normalmente sea por ahí por donde se llevan agarrados los corazones. Espero que sea ficción el texto. En cualquiera de los casos, abrazos para usted.

yosigoaqui- dijo...

Yo también, espero, de verdad, que este texto sea ficción, me acabas de encoger el corazón. En todos los casos, muchos abrazos, Alzhu.

alZhu dijo...

Ficción ;)

Juan Guillermo dijo...

algunas veces te leo.
me gusta como lo haces.
en especial este relato: en que la acción de tu personaje es para tercerizar los deseos.
¿en general eso es un sueño o no?
¿desear que algo pase, que alguién más lo haga?
en especial, cuando es algo que parte el corazón: dejar de leer las cartas de quién hace daño.
extraño sueño.

saludos =)

Enric dijo...

Me ha gustado Alzhu :)

salu2

Enric

yosigoaqui- dijo...

ah, menos mal :)

pqueno dijo...

"aunq tú no lo entiendas
nunca pongo remite en el sobre
por no dejar mis huellas..."

me lo ha recordado...

yo (tpc) quiero más promesas

abrazos elípticos desde el norte

Maga dijo...

En tus formas de cortesía adivino los abrazos que nos guardamos. Te necesito en días difíciles, pequeña.

Sigues impactando demasiado fuerte con tus palabras.

bowie dijo...

debería hacerte caso, él, ella, deberían hacerlo. nadie tiene derecho a recibir cartas sin remitente, a soportar favores de esos

creo que te entiendo
va el abrazo

Gatazul dijo...

De silencios,de absurdos, de ausencias....genial y corto, como las buenas esencias, ninha...

Miau

Vgrant dijo...

Me he quedado sin palabras, sólo sé que me alegro de que sea ficción, aunque la ficción, aunque no lo parezca (eso pretendía ser un halago, pero creo que tengo el día torpe y no acaba de remontar el vuelo).

Un abrazo.

lluvia de emergencia dijo...

sí, quizá esas cosas duelen demasiado.

si necesitas un abrazo pídelo

Sherezade dijo...

Yo nunca escribo remites...

fj dijo...

es un alivio que sea ficción, pero siempre eres demasiado intensa para que lo notemos...

besos

Trapi dijo...

Está tan bien escrito y con tanto sentimiento, que parece de verdad. Menos mal que has aclarado que es ficción.
Un abrazo.

Jessika dijo...

Tu ficción a veces llega a poner los pelos de punta porque hay quien esa ficción la ha vivido en primera persona.
Un besito.

Natxo sin parentesis dijo...

Es curioso como esto puede llegar a convertirse en un espejo en el que los demás nos leen preocupándose por nosotros.
Es difícil renunciar a los remites, aunque estén en blanco

fer dijo...

conozco ese cansancio que producen las continuas promesas (sin cumplir), los adornos y el de las explicaciones.. es mejor el silencio.. sin duda.
un abrazo.

Amneris F. dijo...

Menos mal que has puntualizado que es ficción....
Es tan duro como bello
sigue así, eres grande ;)

Cle dijo...

Es curioso cómo todo esto lo podemos pedir e incluso podemos prometer darlo... y también es curioso cómo de pronto puede desvanecerse cada renglón que sentimos.

Abrazo!