domingo, noviembre 12, 2006

Eraser


Borrar el pasado y los besos que no venían de ti y los abrazos que no eran tuyos y las caricias que no eran mías y las fotografías que no llevaban mi nombre. Borrarlo todo y empezar contigo desde el principio del todo, desde el despertar y las primeras manos que se ofrecen y abrigan del frío. Quitarlo todo: lo que ha venido rellenando ausencias, lo que había entre tú y yo antes de haber nosotros. No quiero romper recuerdos: quiero que nunca los haya habido. Que nunca haya habido nadie entre este par de uno que bombea por dos.

7 comentarios:

Enric dijo...

Puedes creerte q lo has olvidado todo, pero mientras lo crees lo estas recordando... el pasado forma parte de nosotros, no? :)

saludos!

enric

Anónimo dijo...

A veces pienso que el deseo de olvidar es la causa de muchas historias y sus puntos suspensivos...

http://pamelabram.blogspot.com/

Princess Valium dijo...

Es bueno saber vivir con los recuerdos de personas y momentos ya pasados. Aun así me gusta mucho lo de empezar de cero.
Un beso

Sansara dijo...

Qué difícil es conseguir eso que pides, Alzhu.... empezar de 0 sólo se hace una vez. Luego, sólo queda ir restando...

kay dijo...

qué grande eres sansara ;)
Pequeña!! qué bonitos esos alambres enredados ordenadamente, con luz. ¿Te acuerdas de la primera vez que la vimos detrás del túnel? Cantamos a partir de ese momento "moonriver"... Creo que no tienes por qué olvidar el pasado, sino sonreír porque al final lo conseguistéis. Es de alguna manera, como sonreír a los filtrado... como los vaqueros que encontraban oro después de buscar entre las arenas de tantos ríos...
Mil besos
(ayer te llamé!!)

natalia (cenicienta) dijo...

creo q no es bueno borrarlo todo, pq todo es lo q te ha hecho ser quien eres,,. y a él tb.. lo bueno y lo malo te forma y si os habéis encontrado ahora habrá una razón.,.. besoss

aYn dijo...

...mis recuerdos empiezan el día en que me desperté abrazado a ti un invierno en Paris, después de una noche que ya nunca terminará, riéndonos del pasado que nos intentó separar. Es por eso que sólo recuerdo esa foto desde abajo, cuando no pudimos subir pero nosotros ya flotábamos más arriba. La memoria de esos días la guardo en mis manos y en la boca, en la piel de cada uno de mis órganos y en mis palabras también...